¿Cómo saber si tu mascota tiene enfermedad cardíaca?

Existen diversas enfermedades cardíacas que a nuestras mascotas pueden padecer. Es importante saber cómo reconocerlas para actuar con rapidez.

En los perros y los gatos el sistema cardiovascular está compuesto por el corazón y los vasos sanguíneos, de diferentes tamaños y características, las arterias, las venas y los capilares.  Dentro de las enfermedades que se presentan cualquiera de las estructuras pueden presentar anomalías.

  • En perros y gatos, las enfermedades se presentan en diferentes estructuras, por ejemplo, los perros de razas pequeñas presentan principalmente enfermedades de las válvulas, en los perros de raza grande y gigante la presentación es más de enfermedades del músculo del corazón.
  • En gatos, las enfermedades más frecuentes se alojan en el músculo del corazón, pero al contrario de los perros, en el gato en la mayoría se engrosa (llamada cardiomiopatía hipertrófica) y en los perros el músculo se degenera y “adelgaza”, conociéndose como cardiomiopatía dilatada.

Pero también los parásitos como el gusano del corazón, Ehrlichia, Babesia, las nutricionales (deficiencias de taurina y de carnitina), así como las enfermedades del “sistema eléctrico” del corazón que se traducen en arritmias pueden presentarse. La Hipertensión arterial (presión alta), puede presentarse en los perros y gatos e influirá en el corazón y los vasos sanguíneos.

En cuanto a las manifestaciones que puedes ver en tus mascotas, se presentan por ejemplo, tos cansancio, dificultad respiratoria, pierden peso, no quieren hacer ejercicio, retienen líquidos, desmayos o síncopes entre otras.

Los síntomas más comunes de una enfermedad cardíaca en mascotas son:

1. Tos

Uno de los síntomas más comunes en perros es la tos, que puede ser provocada por retención de líquidos en los pulmones (llamado edema pulmonar) y la otra causa probable es el agrandamiento del corazón que presiona la tráquea y los bronquios lo que provoca la tos.

2. Disnea o Dificultad respiratoria

Otro síntoma común es la disnea o dificultad respiratoria acompañada de jadeo (respiración rápida), que la desarrollan los pacientes cuando el corazón no es capaz de bombear la sangre adecuadamente y tratan de capturar más oxígeno respirando rápido.

En los gatos es diferente en sus enfermedades, al no poder llenar el corazón de sangre, no logran bombear adecuadamente la sangre, lo que genera dificultad respiratoria.  Es frecuente que se presenten con “derrames de líquidos” en las cavidades como el tórax o en el saco que envuelve el corazón llamado pericardio, conocidas como Efusiones  ya sea pleurales o pericárdicas dependiendo de la cavidad que esté afectada.

3. Trombo o Coágulo

Otro cuadro frecuente en gatos es que un trombo o coágulo se origina en el corazón (atrio izquierdo) y salga a circular por la arteria aorta y obstruya el flujo de sangre hacia las piernas, conocido como tromboembolismo aórtico, en esos casos el gato no podrá caminar y no podrá apoyar sus patitas, siendo un cuadro clínico muy doloroso.

4. Pérdida de Peso

Tanto perros como en gatos, sufren de pérdida de peso cuando sus enfermedades son avanzadas, debido a que el corazón será incapaz de bombear la sangre a todos los tejidos en el organismo y eso provoca que los tejidos se deterioren, empezando por la grasa y luego por los músculos que es cuando se hace evidente la pérdida de peso.

5. Desmayo

Los síncopes (desmayos) , se deben a que momentáneamente el corazón es incapaz de bombear sangre y cuando no llega la sangre con oxígeno al cerebro el paciente pierde la conciencia durante unos segundos recuperándose luego de ese tiempo.

¿Qué hacer si nuestro perro sufre alguno de los sintomas de enfermedades cardíacas?

Como en todas las especialidades, la base fundamental es el examen clínico practicado por médicos. Empieza con la auscultación cardiopulmonar, vemos como están las mucosas si están bien humectadas o no, si tienen buena coloración o no (evidencia si hay anemia o no), evaluamos el pulso.

En la auscultación detectamos si el ritmo es adecuado, si es fuerte el sonido, si hay presencia de soplos o de edema pulmonar por ejemplo lo que orienta mucho el diagnóstico.

Una vez ya hemos examinado al paciente y dependiendo del diagnóstico clínico podemos realizar exámenes de complemento, tales como las radiografías de tórax, electrocardiograma de contacto o Holter (evaluación del sistema eléctrico del corazón), mediciones de presión arterial, ecocardiograma (ultrasonido cardíaco y pulmonar), exámenes de sangre y de orina.

En otros países se realizan también angiografías (cateterismos), resonancia magnética y tomografía cardíaca de manera más frecuente que en el nuestro.

Cabe mencionar que cada método tiene su utilidad específica y mediciones específicas y no debe sustituirse uno por otro, por ejemplo, no puedo sustituir la utilidad en el diagnóstico de arritmias de realizar el electrocardiograma por otro como por ejemplo una radiografía, y así sucesivamente cada examen tiene su utilidad.

Cuidar la salud de tu mascota es muy importante, por esa razón acudir al veterinario de forma regular es imprescindible para detectar a tiempo cualquier problema de salud.

M.V. Carlos de León García
Colegiado No. 978
Miembro Fundador de la Sociedad de Cardiólogos Veterinarios de Latinoamérica
Hospital Veterinario Pet A Vet

Te puede interesar: 

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X