conducta canina

Cómo entender la conducta canina

El comportamiento del perro se basa en su herencia genética que lo prepara a vivir en manada siguiendo unas conductas sociales y jerárquicas. La manada esta estructurada jerárquicamente y cada individuo ocupa un puesto determinado en función de su rango. Uno del rango superior domina a uno del rango inferior y solo el “jefe de la manada” domina a todo el mundo.

Para un cachorro la familia es su manada

Es fundamental entender que cuando tu cachorro entra a formar parte de la familia esta se convierte en su “manada”. A partir de cierto momento, generalmente entre los 6 y 14 meses (aunque algunos perros muy dominantes pueden manifestar conductas dominantes ya a partir de los dos meses de edad), tu cachorro intentará escalar “puestos” en la manada, negándose a obedecer ciertas órdenes, gruñéndo cuando nos acercamos a su comida o cuando intentamos sacarle algo de la boca, etc.

Se debe atajar de raíz este tipo de comportamiento ya que si le disculpamos con frases del tipo “pobrecito si no sabe lo que hace”, “no entiende lo que le digo”, o “es que es muy pequeño todavía”, tu cachorro estará ganando puntos de dominancia y seguirá poniendo nuestra autoridad a prueba para subir de “rango” poco a poco.

Este comportamiento frecuente en muchos nuevos dueños de perros supone un enorme equivocación pues puede llegar a un punto que se extienda a todos los aspecto de la convivencia.

¿Cómo “someter” al cachorro de manera adecuada?

Lo primero que hay que entender es que el sometimiento no hace sufrir al perro. Es solo una forma de decirle mi rango es superior al tuyo y por lo tanto no acepto tu mal comportamiento. Así ganarás su respecto y le dejarás claro cual es su posición en la jerarquía de la familia-manada. Los miembros de la familia deberán demostrarle su superioridad a la menor señal de agresividad, por ejemplo, reprendiéndole con autoridad y voz firme.

Esta forma de sometimiento es para casos en concreto y en ningún momento debes usarlo para castigar el perro cuando se comporta mal en otras circunstancias. Cuando un perro se tumba en el suelo y enseña la barriga es un reconocimiento de sumisión a la persona o perro a quien se la enseña.

Publicado: 16/08/13
Fuente: iperros.com

Dinos, que estas pensando...

X