5 lecciones de vida, ¡de tu perro!

El perro es una de las mascotas más populares del mundo, incluso se puede decir que es el animal más cercano al ser humano. Por ello te invitamos a mirar con detalle los hábitos caninos que puedes copiar y aplicar sus beneficios en tu vida personal. ¿Seremos capaces de aprender de nuestro perro?

1   Diviértete

Los perros tienen una capacidad nata para disfrutar los momentos, basta mostrarles una pelota o su correa para que comiencen a mover la cola. La mayoría de las veces se nos olvida que la diversión y las risas están en todas las pequeñas cosas que nos rodean. No necesitamos ir al cine o a una fiesta multitudinaria para sonreír; así como tu can puede pasar horas persiguiendo un hueso de plástico, tú también puedes divertirte sin mayor esfuerzo.

2   La fidelidad, ese gran valor perruno

El valor más apreciado de los perros es su lealtad y lo demuestran cada vez que tienen que cuidar la casa, defender a su dueño o cuidar a los más pequeños de la familia. Dejando de lado la fidelidad en pareja, podemos aprender de nuestra mascota a ser fieles a nuestras convicciones e ideales, esto nos permitirá ser más congruentes y tener más firme nuestra personalidad. También no estaría mal darle algo de reciprocidad a tu perro, y tratarlo como el ser incondicional que es.

3   Disfruta de la vida

Un perro es puro instinto. Ladra cuando es necesario, corre cuando sus patas lo piden y sacia el hambre a tiempo. Los canes saben apreciar lo que tienen y lo disfrutan como si fuera lo mejor del mundo. Esta capacidad de disfrutar lo que se tiene y no estar anhelando imposibles es una actitud que deberíamos aprender de nuestra mascota, pues si nos concentramos en nuestras posibilidades y las aprovechamos podemos vivir con alegría sin pensar en lo que no somos.

4   Dale al sueño el valor que tiene

Los perros regulan el sueño de forma eficiente, es decir que nunca fuerzan su cuerpo más allá de sus capacidades y se entregan al sueño cuando tienen que hacerlo. La mayoría de las personas dormimos solamente lo que podemos y no lo que necesitamos, sea por el trabajo o simple gusto. Muchas veces privamos al cerebro de las horas necesarias para el descanso. Es hora de observar a tu perro y copiar sus hábitos de sueño, al final del día tu cuerpo te lo agradecerá.

5   Recibe siempre a tu gente como si fuera la primera vez

Cada vez que regresas a casa tu perro te hace tantas fiestas que te llena de alegría, es como si fuera la primera ocasión que te viera después de un largo viaje. Así como te reconforta saber que eres querido por tu mascota, también otras personas se sienten reconfortadas cuando son saludadas y bienvenidas con alegría. Es por eso que deberíamos copiar esta actitud canina y saludar a los nuestros como si no los hubiésemos visto en mucho tiempo, te hará sentir bien a ti y a los demás.

Publicado: 17/09/2013
Fuente: ehowenespanol.com

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X