Australian Silky Terrier

Australian Silky Terrier

Nombre(s) alternativo(s): Australian Silky Terrier. Terrier de pelo sedoso. Silky Terrier. Sidney Terrier
País de origen: Australia
Peso: Macho: Entre 3.6 – 8 Kg. Hembra: Entre 3.6 – 8 Kg
Altura: Macho: Entre 23 – 26 cm. Hembra: Entre 23 – 26 cm
Color: Suelen presentarse en varios colores como azul y rojo fuego, o azul con las marcas marrones, se con muchos matices de azul.

Historia: El Australian Silky Terrier es muy parecido al yorkshire, el terrier de pelo sedoso nació en el siglo XIX a partir del cruce entre los terriers australiano y yorkshire, con las posteriores intervenciones del dandie dinmont y el skye terrier para mejorar la calidad del pelaje. Sin embargo, la mayoría de los estándares solicitan que tenga el pelo azulado y canela en lugar de gris acero y canela, y que en ningún caso llegue al suelo, al contrario que el del yorkshire. La raza Australian Silky Terrier es criada selectivamente en Sydney, esta raza de perros no se conoció fuera de Australia hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando los militares estadounidenses de servicio en el país se los llevaron de vuelta a casa. Actualmente la raza Australian Silky Terrier es una mascota y un perro de exposición muy valorado en todo el mundo, aunque conserva la tenacidad de otros terriers y es un hábil cazador de alimañas.

Temperamento: Se trata de un tipo de perro dinámico, audaz, cariñoso, dócil y a la vez tenaz y muy fiel, es pequeño pero valeroso, enérgico, alegre y luchador, está siempre dispuesto para la acción fino y elegante, es juguetón con los niños y le gusta complacer a sus amos, pero le agrada que le saquen a pasear y caminar moderadamente con la correa, disfruta husmeando en zonas seguras, es un tipo de Terrier sensible y se adapta fácil cuando el apartamento es pequeño. Es un perro confiable, pero debemos estar atentos pues es agresivo con otros perros y animales domésticos, puede ser malicioso si no se le saca a pasear o no se le da importancia para jugar en la casa, tiene tendencia a ladrar mucho. Lo que no aceptan los Silky es que los niños no lo respeten y lo usen como juguete o le molesten mucho.

Salud: El Australian silky terrier puede verse afectado en algunos casos por diabetes, epilepsia, colapso traqueal y problemas óseo-musculares como displasia de codo y luxación de la rodilla. Sin embargo, en términos generales es una raza saludable que pocas veces presenta problemas hereditarios y suele vivir de 12 a 15 años. De todos modos, al ser un perro pequeño, se debe tener cuidado con su manejo, ya que se lo puede lastimar con más facilidad que a perros de mayor tamaño.

Cuidados: El Australian silky terrier necesita hacer ejercicio físico y mental para mantener su estado físico y emocional. Es un perro lleno de energía que disfruta de jugar y correr, además de los paseos diarios, pero por su pequeño tamaño puede ejercitarse dentro de la casa. Es por esto que puede adaptarse muy bien a vivir en un departamento, aunque siempre necesitará los paseos diarios para socializar. El Australian silky terrier prácticamente no pierde pelo, así que es una buena opción si en la familia hay alguien que sufre de alergia a los perros. De cualquier manera, es necesario cepillarlo y peinarlo a diario, ya que su pelaje tiende a enredarse. También es necesario bañarlo con cierta frecuencia, aunque no se debe exagerar con el baño para no arruinar la protección natural del pelaje.

Ejercicio: Para poder mantenerlo en forma tanto física como mentalmente es necesario que realice ejercicios regulares. Es más conveniente que realice actividades como paseos, sesiones familiares y un retozo en una área segura, ya que si se vuelve aburrido puede volverse destructivo.

Compañero Ideal: El Australian Silky es un excelente animal de compañía, por lo que lo recomendamos para todo tipo de personas, especialmente las de edad avanzada. Ideal para pisos y casas con jardín, se adapta perfectamente a la vida en familia, tanto en campo como en ciudad.

Entrenamiento: Su entrenamiento no debe de realizarse de manera repetida, se consigue un mejor resultado alternando diferentes tipos de entrenamiento para hacerlo más dinámico ya que tiene la tendencia de aburrirse fácilmente. Es mejor realizarlo con consistencia, firmeza, limpieza, alabanza y motivación, nunca de manera severa o agresiva ya que nunca aprenderán aunque sean inteligentes y les guste complacer a su amo.

 

Fuente: sobreperros.com / dogbreedinfo.com / infoperros.net / deperros.org
Fotografía: free-online-veterinarian-advice.com

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X