American Eskimo

Los primeros Eskies nacieron en Estados Unidos y, debido a su procedencia alemana, se los conocía como German Spitz

En 1917 volvieron a cambiar el nombre por el actual (American Eskimo). Lo curioso de esta nueva denominación es que, a pesar del significado (eskimo en inglés significa esquimal), la raza no tiene conexión alguna con dicho pueblo.

Historia

El American Eskimo (Eskie) desciende de los Spitz procedentes del norte de Europa. Durante el siglo XIX, en Estados Unidos, se seleccionaron los ejemplares blancos de las diferentes razas Spitz que habían sido traídas por los colonos alemanes. Del resultado de estos cruces nació la raza actual, difundida por todo el país gracias al circo Barnum and Bailey, que utilizaba a estos perros en sus números.

 Temperamento 

El Eskie es afectuoso, juguetón, un poco dominante e independiente. Le gusta pasar tiempo con sus dueños y que éstos le presten atención. Cuando quiere (a veces es un poco terco), le gusta complacer y aprende con mucha facilidad. Es un perro muy activo al que le encanta la nieve y el frío. Con los extraños es desconfiado, no cambia de parecer hasta que sus dueños se lo indican. Es propenso a los ladridos.

Cuidados

El Eskie necesita que lo eduquen con paciencia y firmeza desde cachorro, es aconsejable que el perro vea el entrenamiento como un juego. El macho adolescente es posible que intente dominar al dueño.

Aunque es un perro independiente, se le debe dedicar tiempo, si se aburre puede que se vuelva ladrador e hipernervioso. Los juegos y los largos paseos son ejercicios que harán que sea un perro sano tanto física como mentalmente.

Su denso pelo requiere que se lo cepille una vez a la semana, un poco más en épocas de muda.

Salud

Los ejemplares de American Eskimo son propensos a padecer criptórquidos, monórquidos, articulaciones débiles, hipoglucemia (en el Toy) y malformación del cráneo (cráneo abierto al nacer)

Fuente: mundoanimalia.com

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X