¿Cómo saber si mi mascota tiene frío?

¿Cómo saber si mi mascota tiene frío?

Cuando las temperaturas empiezan a bajar, debemos de prestar mucho atención a nuestro amigo peludo para poder entender cómo saber si mi perro tiene frío.

¿Cómo saber si mi mascota tiene frío?Tanto perros y gatos están cubiertos por una capa de pelo y de grasa en la piel las cuales les protegen del frío,  sin embargo a veces no es suficiente ya que han evolucionado con nuevas costumbres que los desprotegen (sobretodo si tiene el pelo corto).

¿Cómo saber si mi mascota tiene frío?

Mucho dependerá de la edad, pelaje y condiciones de tu mascota, pero en general debemos tomar en cuenta estos 4 sintómas:

frio-5

  • Temblores corporales: es el más común. Cuando están en el exterior y ves que se ponen a temblar, es porque está pasando frío. Para evitar que vuelva a sucederles, puedes ponerles un abrigo para perros o acortar el paseo.
  • Cansancio o movilidad lenta: en la época más fría del año estos animales duermen más de lo normal, pero debes controlar si los músculos se le ponen rígidos, y su respiración se ralentiza. En este caso lo que hay que hacer es taparlos bien con una manta, y darles un masaje para que entren en calor.
  • Respiración lenta
  • Piel seca: si tienen la nariz o la piel seca, puede estar pasando frío.

¿Qué perros son más sensibles al frío?

Aunque todos los peludos pueden sentir frío en algún momento de su vida, no todos están igualmente adaptados a los climas templados. Por ejemplo, los nórdicos como el Pastor Alemán o Husky cuentan con una doble capa de pelo que impide que su temperatura corporal baje, sin embargo en nuestros paises de climas templados y que el frío extremo no es común, nuestras mascotas pueden haber perdido su protección genética; en cambio los que tienen el pelo corto sólo cuentan con única capa de pelo. Pero no son sólo ellos los que lo pasan mal en invierno, sino también los cachorros, ya que son muy sensibles a las bajas temperaturas.

Cuidados especiales para cachorros y ancianos en época de frío

Si está acostumbrándose a dormir en el jardín, es hora de entrarlo. Dentro de casa podrás brindarle la protección necesaria de acuerdo a su metabolismo. Los cachorros son mucho más sensibles y no tienen tan buenas defensas. Necesitan un espacio seguro y cálido. Si es mayor a 11 meses, su espacio para dormir podrí­a ser fuera de casa, pero siempre y cuando tenga una casa muy bien implementada con cobijas y alejada de las corrientes de aire (las transportadoras o kennels no sirven como casa, ya que tienen orificios por donde se cuela el viento).

Te recomendamos leer: 

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X