Alaskan Malamute

Alaskan Malamute

Características del Alaskan Malamute:

Nombre(s) alternativo(s): Alaska Malamute. Malamute de Alaska.
País de origen: Alaska
Tamaño de la raza: Grande
Peso: Macho: 38 kg (85 libras inglesas). Hembras: 34 kg (75 libras inglesas).
Altura: Machos: 63,5 cm (25 pulgadas), Hembras 58,5 cm (23 pulgadas).

Color y marcas: Aunque la selección humana ha hecho que casi todos sean de color gris (combinado con blanco), el Alaskan existe en una gama mucho más amplia, todos los tonos de grises, negros y rojos (siempre combinados con blanco) o completamente blancos. Las marcas son trazos de color en las partes blancas, sobre todo de la cara. Se trata de una característica de esta raza (no exclusiva). Se puede clasificar a los Alaskan según el tipo de marca.

Historia: Se trata de una raza muy antigua, de las primeras razas de perros de trineo. El Alaskan Malamute era criado por una tribu de inuit llamada mahlemiut. El significado de la palabra mahle es desconocido, pero se sabe que miut significa “pueblo de”. Por tanto se puede interpretar mahlemiut como pueblo de Mahle. Siguiendo la fonética inglesa, la dicción se transforma luego en Malamute. La zona habitada por el pueblo de los Malamute eran las riberas del Kotzebue Sound, un territorio comprendido entre dos grandes ríos: el Kobuk y el Noatak. Los hombres y mujeres de la tribu de los mahlemiut (Malamute) eran muy apreciados entre las demás tribus inuit por su coraje, su orgullo y su habilidad en la caza y en la pesca.

Estos perros eran famosos por su belleza y por sus características de fuerza y resistencia, que hacían de ellos óptimos elementos para el tiro. Eran, en general, más grandes y potentes que los demás perros nórdicos, con aspecto similar al lobo y grandes y suaves colas llevadas sobre el dorso. Testigos de la época cuentan que entre 1870 y 1880 aproximadamente, los caribúes, por razones inexplicables, cambiaron sus habituales recorridos migratorios quitándoles así a las tribus Malamute una importante fuente de sustento. En estas condiciones las familias ya no podían permitirse mantener grupos de perros formados por más de dos o tres ejemplares: testimonios de la época hablan de hombres, mujeres e incluso niños que ayudaban a sus perros a tirar de los trineos.

Así que la población comenzó a disminuir y la misma suerte corrieron sus perros. Su capacidad para soportar pesadas cargas se pone de manifiesto cuando es elegido para realizar expediciones al círculo polar, como las dos que realizó el Almirante Byrd. También fueron utilizados como perro de rescate de heridos en la Segunda Guerra Mundial.

Temperamento: El Alaskan Malamute es un perro afectuoso y amigable con la gente. Aunque su lealtad es legendaria, es un perro que puede adaptarse fácilmente a convivir con nuevos dueños. Estos perros son juguetones si se los incita al juego, pero no destacan por ser la raza más dada a iniciar un juego. Es frecuente que los malamute adultos muestren señales de dominancia, y en algunos casos agresión, hacia otros machos. Por eso es importante socializar correctamente al malamute cuando todavía es cachorro.

Salud: Aunque el Malamute es un perro fuerte puede verse afectado por enfermedades de origen hereditario como la polineuropatía hereditaria o el coat funk. Otras enfermedades que puede padecer son displasia de cadera, torsión de estómago o hipotiroidismo. Longevidad de 12 a 14 años.

Cuidados: Las temperaturas elevadas pueden ser un problema muy serio para los malamutes, al igual que para cualquier otra raza de perros de trineo. Es importante tener esto en cuenta para evitar choques de calor que pueden ser fatales. El alaskan malamute requiere ejercicio diario.  Se debe tener mucho cuidado de evitar los choques de calor cuando se ejercita al malamute en un lugar de clima cálido.

Un apartamento pequeño no es el lugar ideal para esta raza. Es preferible si se cuenta con un jardín o patio en el que el malamute pueda descargar su energía cada día.  Esta raza no necesita baños frecuentes, pero sí necesita del cepillado frecuente. Dependiendo del clima, el malamute puede perder mucho pelo, por lo que es recomendable cepillarlo dos veces al día.

Entrenamiento: El Malamute de Alaska debe ser entrenado con firmeza y delicadeza a la vez desde cachorro pues tiende a cuestionar la autoridad de su amo. Es muy sensible a ser reprimido fuertemente por lo que no se recomienda una educación dura.

Ejercicio: Es un perro muy activo que necesita mucho ejercicio y correr. Puede adaptarse a la vida en un piso si le sacamos al menos hora y media y le dejamos gastar energía.

 

Fuente: mimejoramigo.com / mundoanimalia.com / deperros.org / sobreperros.com

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X