5 síntomas de un perro aburrido

Tener un perro es mucho más que sólo dejarlo en casa con su plato de comida y agua. Los perros son animales de compañía altamente sociables, además de poseer una gran inteligencia, necesitan una gran dosis de atención, afecto y estimulación positiva.

¿Cuales son los síntomas de un perro aburrido?

Cuando un perro esta aburrido durante mucho tiempo, es probable que su comportamiento empiece a cambiar. El aburrimiento y la  falta de motivación, pueden hacer que desarrolle una serie de conductas problemáticas que dificulten la convivencia.

Esto suele suceder porque pasa demasiado tiempo solo en casa, no hace ejercicios y no termina de sentirse integrado en la familia.  

1. Tiene comportamientos compulsivos (estereotipias): Es decir, repite movimientos sin un motivo aparente. Lo más habitual es que persiga su propia cola o se lama constantemente.


2. Parece deprimido: Si notas que el perro está triste, más cansado de lo habitual o sin apetito, puede que esté deprimido. Ello puede deberse a muchas causas, entre ellas el aburrimiento.

3. No obedece: La desobediencia es un rasgo que suele darse en un perro aburrido y suele pasar en aquellas razas más independientes y en perros muy inteligentes, que se aburren tras un adiestramiento demasiado repetitivo o al necesitar una mayor estimulación mental.

4. Ladra en exceso y de forma desconsolada: Es una forma de reclamar mayor atención. Si lo hace cuando está solo, puede ser por un trastorno relacionado con la separación.

5. Provoca destrozos en casa: Muerde o rompe objetos del hogar. Normalmente esta actitud suele darse en perros con mucha energía que demandan bastante ejercicio físico.

Para evitar que tu perro este aburrido  y llegue a situaciones extremos, debes prestarle toda la atención y darle los cuidados que necesite para recuperarse.

4 formas para combatir el aburrimiento en perros

1. Prestalé más atención: Nuestro ritmo de vida diario puede hacer que, sin darnos cuenta, no le estemos dedicando a nuestro compañero de 4 patas el tiempo que necesita. Trata de compartir más momentos juntos e intenta que no esté solo. Lo ideal es que pueda relacionarse con otros perros y personas de su entorno que le estimulen de forma positiva.

2. Paseos diarios: Lo recomendable es que estas caminatas duren un mínimo de 30 minutos y que formen parte de la rutina del perro. El ejercicio y los estímulos que encuentre durante estos paseos al aire libre, son fundamentales para su correcto desarrollo mental.

3. Busca actividades con mucha diversión que lo estimulen: Puedes aprovechar los paseos diarios para realizar actividades que le motiven. Una buena opción es llevar una pelota o crear una pista de rastreo en el parque. ¿Cómo? prueba de untar con comida uno de sus juguetes favoritos y escóndelo para que lo encuentre. 🙂 Eso un buen estimulante.

4. Dale juguetes adecuados y que le gusten.  Es importante que tu perro pueda tener a su alcance juguetes adecuados que le ayuden a pasar mejor las horas en las que no tiene contacto con nadie, desde pelotas de goma a juguetes blandos o que hacen algún tipo de sonido. Lo ideal es probar con diversas opciones para conocer bien sus gustos.

Si sigues estas recomendaciones, es muy probable que los síntomas de aburrimiento en el perro disminuyan de forma paulatina. No olvides que los retos son muy importantes para evitar que un perro se aburra.

Te recomendamos que acudas a tu veterinario habitual para que pueda aconsejarte sobre las mejores opciones en cada caso, especialmente si ves que las conductas anormales no terminan de desaparecer.

Fuente: soyunperro.com

Te puede interesar: 

 

 

Dinos, que estas pensando...

Deja un comentario

X